El entendimiento del término "corredeando" varía entre culturas. El AIJV utiliza las definiciones siguientes:

Corredor (no permitido): El AIJV considerará a un Valuador corredeando si posa como un intermediario en la compra o la venta de un artículo y su honorario es basado en un porcentaje del resultado y/o depende de la terminación éxitosa de la venta o la compra.

El consultor (permitido): Dónde un Valuador ayuda a un cliente en la compra o la disposición de un artículo y carga un derecho de asesoría (basada en las horas y/o la experiencia requirida) para este servicio, sin tomar en consideración si la transacción de la venta o la compra esta completada.

Cerrar esta ventana